Julio Anguita tiene claro que "es notorio que ha habido unos malos resultados" para la coalición de Unidas Podemos, pero asegura que hay algo que le preocupa aún más: "Se está afrontando esos resultados con posiciones muy poco políticas".

Para el dirigente de Izquierda Unida "debe imperar la serenidad" en la izquierda, y hace una propuesta a la formación morada: "Yo convocaría a una reunión amplia y empezaría a debatir sobre qué queremos, en que estamos de acuerdo, con quien, cómo nos organizamos… Una vez que esto está claro hablaríamos de responsabilidades".

"Empezar por pedir dimisiones o crear nuevos partidos es traicionar lo siguiente: una juventud sin futuro, los desahucios, el recibo de la luz, la precariedad, lo que está ocurriendo a 40 o 50 años que es el colapso civilizatorio. Tiene que haber una izquierda coherente cohesionada", defiende Anguita.

Además, el exlíder de IU recomienda a Pablo Iglesias consultar a las bases sobre un posible pacto con Pedro Sánchez: "Cuando IU pensó entrar en el gobierno con el PSOE hubo un referéndum yo vote en contra. En una cuestión como esta sería interesante pensar que opina la gente".

Julio Anguita también ha valorado la irrupción de Vox en el Congreso y los posibles pactos entre las tres derechas. Para el político "la derecha es como la Santísima Trinidad, es una pero tiene tres manifestaciones distintas".

Sobre Vox, Anguita cree que "se está exagerando intencionadamente su amenaza" y defiende que "no es fascismo": "El fascismo tiene un barniz de política social y estos señores no".

Julio Anguita también ha valorado la situación de los políticos independentistas electos suspendidos. Para el político deberían poder estar en el Congreso y su suspensión "es una auténtica indignidad democrática":

El exdirigente político ha cargado duramente contra el Banco de España. Defiende que "un Banco de España que da dinero a la banca y no le pide que lo devuelva no es un banco de los españoles":

Para finalizar la entrevista también ha tenido algunas palabras para el rey emérito. Julio Anguita cree que el rey Juan Carlos "es un pícaro que podía cantar y le han buscado la salida de hacerle inviolable":