Desde hace años, el emir de Qatar ha intentado lavar la imagen de su dictadura en Occidente a través del deporte. "Frente a la persecución de las libertades públicas se intenta promover esa imagen amable a través de la esponsorización de grandes eventos deportivos", explica Ignacio Álvarez Ossorio, catedrático en Estudios Árabes.

Por Qatar han pasado los mejores deportistas del planeta en atletismo, balonmano, tenis, pádel, golf, motos y, ahora, el fútbol. En el vídeo sobre estas líneas, laSexta Columna explica el papel que ha jugado la televisión del país, Al Jazeera y su filial, Bein Sports, así como la compra de equipos de fútbol, para el blanqueo de la imagen del régimen.