El cine siempre ha representado los ataques a la democracia estadounidense con un Capitolio desmoronándose, con el avión presidencial secuestrado, o incluso con simpáticos alienígenas poniendo en jaque a la guardia nacional y estrellándose contra el Congreso del país.

Sin embargo, la realidad ha sido un tanto diferente. El Capitolio de EEUU ha sido atacado, como muestra el vídeo, por un ewok humano, una señora disfrazada de Estatua de la Libertad, o hombre vestido de guerrero, machete en bolsillo, que fue noqueado por gases lacrimógenos.

En este contexto, laSexta Columna se pregunta si fue un golpe de estado el asalto al Capitolio y analiza cuál es la situación en Estados Unidos que ha desembocado en algo así.