La historia de Fabián Rodríguez es una historia de indignación que comienza cuando a él le detectan un cáncer muy agresivo. "Era inoperable, pero nos dijeron que con quimioterapia y radioterapia quizá pudieran encapsularlo y cronificarlo", cuenta Elena, su hija.

Tenían esperanza, pero en algunas partes de España a una enfermedad terrible hay que añadirle el dolor y la indignación de sentirse maltratado.

"No hay radioterapia en Soria, tienen que trasladarse a Burgos, Salamanca, Madrid, Zaragoza... Ellos se someten a unos tratamientos durísimos tanto físico como psicológico y los viajes son mortales", añade su hija.

"Por este problema se ven afectadas muchas personas, estimamos que cerca de 4.000 tienen que salir de la provincia de Soria todos los años a recibir distintos tratamientos, con la dificultad que les supone", denuncia Carlos Vallejo, portavoz de 'Soria, ¡Ya!'.

En el caso de Fabián, fueron 35 eternas sesiones en las que al frío del invierno castellano se sumaban las complicaciones de la pesada carretera en un viaje compartido con otros pacientes.

"Nos desviábamos por pueblos para recoger a otras personas y los pacientes tenían que hacer sus necesidades, se mareaban, algunos tenían que salir a vomitar, a veces no daba tiempo a llegar a un área de servicio, tenían que parar en las cunetas de las carreteras. Muchos enfermos, como mi padre, tenían las defensas por los suelos, se mojaban, nevaba, salían y llovía y ellos se calaban, era horrible ver esas escenas. Mi padre venía con los zapatos calados de pis, de agua, de barro... No sé cómo esto se consiente", critica Elena.

En total eran seis horas de viaje, más las esperas, para solo diez minutos de tratamiento. A pesar del tratamiento, Fabián falleció. Pero antes de morir quiso que su hija Elena convirtiera tanto menosprecio en algo útil.

Junto a un familiar, Elena impulsó una recogida de firmas en Internet para exigir que, de una vez, todas las capitales de provincia puedan administrar tratamientos de radioterapia y evitar así esos desplazamientos

"Se ha negado siempre, en Soria se ha pedido desde hace muchísimo tiempo, pero da igual el partido que esté, al final nunca se ha hecho nada", lamenta ella.

Por otro lado, laSexta Columna echa la vista atrás para recordar que a principios del siglo XIX se trazó el mapa de provincias teniendo en cuenta que, como máximo, los pueblos debían estar a un día a caballo respecto a la capital.