Movilizados contra el cambio climático, los jóvenes llegaron al centro de Madrid para denunciar que su futuro pinta negro. "Pedimos acción de los políticos, de la gente que puede cambiar las cosas", exigían.

"Hay que ponerse ahora, no vale mañana, si nosotros no nos ponemos en marcha, nadie lo hará", defendían. Además, mandaban un contundente mensaje a los políticos: "Vosotros habéis destrozado el planeta y somos nosotros quienes sufriremos las consecuencias".