Aunque nadie lo diría, en sus orígenes políticos Isabel Díaz Ayuso era esa persona que salía siempre en la esquina de la foto y todo a pesar de que llevaba las riendas de trabajos tan importantes como el Twitter del perrete de Esperanza Aguirre.

Ayuso comenzó a participar en la Asamblea de Madrid en 2011 con temas de innegable peso político. "¿Cómo está impulsando la administración electrónica en beneficio de los ciudadanos?", preguntaba.

Pobre Ayuso, parecía condenada al ostracismo político hasta que un milagro de formas juveniles vino al rescate del partido.

Pablo Casado buscaba un PP sin complejos y lo encontró en ella. Elegida candidata a la Comunidad de Madrid construyó su perfil con llamativas declaraciones como las que hizo al hablar de los atascos.

Con el peor resultado del PP en Madrid, pactó y gobernó.

Por otro lado, laSexta Columna repasa en este vídeo la relación llena de altibajos de Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid.