En la España de blanco y negro, los Reyes Magos traían a los niños juguetes de fabricación patria y mecanismo rudimentario. En la actualidad, la ilusión de los más pequeños por los regalos de navidad se mantiene, pero los menores de la España globalizada quieren abrir bajo el árbol sofisticados aparatos y videoconsolas.

Sin embargo, es posible que estas Navidades Sus Majestades de Oriente no tengan forma de conseguir ciertas consolas por la falta de microchips.

Ante esta situación, Alejandro Molins, consultor en transporte y logística internacional, tiene muy claro qué hacer: "Que les traigan un libro".

Por otro lado, laSexta Columna se pregunta si ante la falta de suministros la globalización está cortocircuitando. Puedes ver el momento en el vídeo que se incluye a continuación.