A pesar de que España cuenta con un gran potencial investigador, que queda patente en zonas como Paterna, en la Comunidad Valenciana, lugar al que muchos denominan el Silicon Valley español, la falta de inversiones es una realidad.

En 2019 Google invirtió en innovación y desarrollo más de 18.000 millones de euros (18.270) mientras que todo un país, España, no llegó ni a los 3.000 millones, se quedó en los 2.574 millones.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha prometido poner en marcha un plan nacional de ciencia aumentando la inversión. "Al sistema nacional de ciencia e innovación le vamos a inyectar 3.380 millones de euros durante los próximos años", aseguró Sánchez al hablar de los fondos europeos. Sin embargo, esto sigue sin llegar ni al 2% del PIB, umbral que superan de lejos países como Alemania o Suiza.

Además, laSexta Columna se pregunta, en el vídeo que se incluye a continuación, qué papel pueden desempeñar las grandes consultoras en el reparto de los fondos europeos.