Carlos Arias Navarro, la voz del mítico 'Españoles, Franco ha muerto', era el presidente del Gobierno cuando murió Franco. Él fallecía años más tarde, en 1989, para ser enterrado en el cementerio de Mingorrubio.

Allí descansan otros cinco ministros más del régimen. Uno de ellos es Demetrio Carceller, al que Franco hizo ministro de Industria y Comercio nada más terminar la Guerra Civil.

También reposan allí otros ministros compañeros de guerra de Franco, como Pedro Nieto Antúnez, ministro de Marina, o Pablo Martín Alonso, ministro del Ejército al que el dictador despidió personalmente en su funeral. Junto a ellos, la tumba de Carlos Iniesta Cano, director de la Guardia Civil en los años 70 y militar de corte moderado.

Son algunos de los nombres del 'Consejo de Ministros' que Franco podría montar actualmente con los altos cargos junto a los que reposará en adelante, a partir de su exhumación del Valle de los Caídos para ser trasladado al cementerio de Mingorrubio.