España recibirá 140.000 millones de euros de los fondos europeos que llegarán en seis años y de los que más de la mitad (79.500 millones) son ayudas directas que no hay que devolver.

En la oposición temen que el uso de los fondos recuerde al plan E. Entonces España se precipitaba hacia una crisis económica y el Gobierno de Zapatero quiso poner remedio con una inyección de 13.000 millones de euros.

Ahora, detrás de los fondos está la Unión Europea, que quiere cambiar el modelo con su dinero. Así que no será simple obra pública. Por ejemplo, España arreglará medio millón de casas para que sean más eficientes y, de paso, se reducirá la factura energética y contaminaremos menos.

"Hay un componente en el plan para que la economía vuelva a arrancar el motor. Es normal que se compare con el Plan E, pero hay otra parte, más pensada a medio y largo plazo, que está relacionada con las reformas estructurales y eso no tiene mucho que ver con el Plan E", apunta Claudi Pérez, periodista de El País.

"Tienen que evitar priorizar proyectos que puedan resultar muy rentables a corto plazo, porque hay elecciones, sobre proyectos rentables a largo plazo más interesantes para nuestro país", destaca Manuel Hidalgo, profesor de Economía de la Universidad Pablo de Olavide.

Por otro lado, laSexta Columna se pregunta si tras la llegada de los fondos europeos en España habrá recortes. Varios expertos lo analizan en el vídeo que se incluye a continuación.