LA LUCHA SIGUE EN LOS JUZGADOS

LA LUCHA SIGUE EN LOS JUZGADOS

Carrasco, el obispo que denunció y dejó sin misa a los vecinos de Ribadulla por impedirle apropiarse de un campo público

Alfonso Carrasco, obispo de Lugo y sobrino de Rouco Varela quiso vender un campo de Ribadulla en el año 2008 que aún estaba sin inmatricular: los vecinos, la mayoría de ellos ancianos, se lo impidieron y registraron el campo a su nombre y entonces el obispado decidió dejarles sin misa y además los denunció. Hoy la lucha por la titularidad de ese campo sigue en los juzgados.

laSexta.com | Madrid | 14/09/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.