Este miércoles, los gobernantes murcianos se levantaron entre temblores. Un terremoto político estaba en marcha y con él el Partido Popular podía perder el poder en la región de Murcia y en el Ayuntamiento de Murcia. Partido Socialista y Ciudadanos decidían presentar mociones de censura para quitarle ambos gobiernos al PP.

El epicentro del terremoto estaba en la Región de Murcia, pero las réplicas se multiplicaron allá donde Ciudadanos tiene alianzas.

A primera hora del miércoles, todos los ojos se fijaron en el reloj de la madrileña Puerta del Sol. Los tiempos iban a ser decisivos porque acaba de empezar una carrera para gobernar. O se adelantaban elecciones, o se celebraba una moción de censura contra Díaz Ayuso.

Íñigo Errejón intentó que Ignacio Aguado saliera corriendo de su alianza con el PP, igual que sus compañeros de Murcia y todo se aceleró, todo menos Ángel Gabilondo, que siguió a su ritmo y publicó un tuit sobre una reunión con el sector del taxi.

A las 12:40 horas, Isabel Díaz Ayuso se adelantó y convocó elecciones. Sólo un minuto después, Aguado reaccionó atacando a su socia de Gobierno.

Más tarde reapareció un nuevo corredor en otra calle que parecía secundaria: Errejón anunció que registraban una moción de Censura en la Asamblea de Madrid encabezada por Mónica García. Fue rápido, llegó unos minutos antes que la moción de censura de ese lento corredor de fondo que es Gabilondo.

Ya estaba el lío montado: ¿qué fue primero, las mociones de censura o la convocatoria de elecciones? Habrá que recurrir a la foto finish.

Un equipo de laSexta Columna ha hablado con Ignacio Auguado, que ha mostrado su gran cabreo después de que Ayuso convocara elecciones. El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid critica que la popular haya usado la moción en Murcia como justificación, como muestra el vídeo.