Alex Jones es un orador conspiranoico, fan de Donald Trump y defensor de las armas hasta el punto de que llegó a poner en duda que el tiroteo en la escuela de primaria 'Sandy Hook', en el que murieron 28 personas, fuese real. "Los conspiranoicos que siguen a Alex Jones terminaron acosando a las familias de las víctimas, algunas terminaron mudándose", explica el periodista Emilio Doménech, 'Nanisimo'.

Jones, que incluso llegó a burlarse de los padres de las víctimas imitando su llanto en su canal, que recibe 10 millones de visitas al año, fue denunciado y acaba de ser condenado por difamación a pagar 50 millones de dólares a las familias. "Va a terminar pagando mucho dinero, pero simplemente porque no quiso participar en el caso judicial", comenta Doménech, que señala que "es una pena ver que este caso sea solo la excepción a la regla y que la regla sea que, por motivos de libertad de expresión, estas teorías de la conspiración o contar mentiras y lucrarse con ellas no vaya a tener consecuencias criminales de ningún tipo". Su reflexión, en el vídeo sobre estas líneas.

Los bulos de QAnon con los que simpatiza Trump

En este vídeo, laSexta Columna intenta arrojar luz sobre QAnon, un oscuro movimiento de extrema derecha en Estados Unidos dedicado a extender todo tipo de bulos y que tiene una importante presencia en los mítines de Donald Trump.