La inflación se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del momento. Sin embargo, la pérdida de valor del dinero no es un problema moderno, ni mucho menos, sino que se remonta a muchos siglos atrás y ha traído consigo enormes cambios históricos y, a menudo, consecuencias políticas indeseadas.

Ya el Imperio Romano, que llegó a gobernar sobre la cuarta parte de la población mundial, sucumbió, entre otras cosas, por culpa de la inflación, que también ha traído consigo pesadillas dictatoriales como el régimen de Hitler. Puedes ver algunas de las consecuencias de la inflación a lo largo de la historia en el vídeo que ilustra estas líneas, que plantea si el alza de precios está volviendo a impulsar cambios en nuestro sistema político.

La historia se repite

La última vez que la inflación estuvo al borde del 10% en España fue en 1985. Así actuó el Gobierno entonces y así lo está haciendo ahora: