Gonzo ha señalado que tanto la investigación que llevaron a cabo sobre Eduardo Zaplana como su detención se produjeron cuanto todavía gobernaba el PP. Además, otra de estas "casualidades" es que al expolítico lo detuvieron dos días antes de que saliese la sentencia del caso Gürtel, que acaba con el mandato de Rajoy, ¿qué piensa Eduardo Zaplana de todo esto?

El expolítico ha indicado que esta no es la única coincidencia que se produjo, y es que ha recordado que ocurrieron otras cosas al mismo tiempo que a él le detenían. "Que se ocupaban de mí desde hace muchísimo tiempo una serie de personas, eso es evidente".

De hecho, durante su entrevista ha recordado cómo el PP decidió suspender su militancia tras su detención. "A mucha gente, desde el propio partido, se le dejó a su suerte. Hay gente que se quita de en medio y gente que no", ha indicado, dejando claro qué le parece la postura que tomó el partido con él en esos momentos.

Sin embargo, pese a todo, el expolítico se ha mostrado reticente a la hora de responder a Gonzo a una pregunta concreta: ¿cree que alguien va a por él? Zaplana ha dejado claro que "hay cosas raras" en su investigación, aunque ha preferido 'escapar' no dando una contestación directa. En vez de eso, ha aprovechado para recalcar que no es culpable de los delitos que se le acusan. "Estoy aquí porque estoy convencido de mi inocencia".

Entre esas "cosas raras" que existen en su investigación, se encuentra una transcripción que ha realizado la Guardia Civil y que Zaplana desmiente de forma rotunda. "¿Belhot no le ofreció llevarle "billetes de 500" y usted dijo "mejor de 50"?", pregunta Gonzo haciendo referencia a esa supuesta llamada que aparece en los documentos, una conversación que el exministro asegura que es "falsa".

Por otro lado, durante el programa también ha tratado algunas de las gestiones que realizó durante el tiempo que permaneció en un cargo público. Entre otros temas, el expolítico ha hablado sobre su amistad con Julio Iglesias, desvelando el motivo por el que declaró que había llegado a un acuerdo comercial con el artista por el que le había pagado dos millones cuando realmente fueron seis millones de euros. Además, no ha dudado en aclarar si cree que Terra Mítica "fue un fracaso".

En cuanto a su situación personal en estos momentos, Zaplana ha reconocido que no está pasando por "el mejor momento de su vida", y es que ha recordado que tiene todos sus bienes embargados. "Cuando uno está así, que no puede ejercer ningún tipo de actividad profesional, es un drama", ha indicado.