El Mundial de Qatar ha generado una gran polémica. Son muchas las personas que han criticado el lugar en el que se está celebrando y varios los artistas que han rechazado ir a cantar por esta misma razón. Sin embargo, hasta algunos de los más críticos terminarán viéndolo.

¿Cómo se puede denunciar la falta de derechos en Qatar sin dejar de ver los partidos? Tanto Vero Boquete como Ángel Cappa tienen claro que es muy complicado. "El fútbol apasiona a la gente. Es muy difícil ir contra la pasión", asegura la futbolista, reconociendo que durante el tiempo que dure el partido nadie pensará en todas las polémicas que existen.

Sin embargo, lo cierto es que es muy difícil no prestar atención al hecho de que se esté organizando en un país no democrático. En el programa de 'Salvados', Gonzo analiza el lado oscuro de este Mundial, recogiendo el testimonio de personas que han tenido que trabajar en la construcción de las instalaciones en pésimas condiciones. "Teníamos que pagar el agua potable", desvela uno de estos empleados. Una situación que provocó muertos y enfermos.

En Qatar, el trabajo se rige por un sistema denominado Kafala, definido por varias organizaciones como un "sistema de esclavitud moderno" que permite que el jefe tenga poder total sobre la persona que trabaja para él, decidiendo incluso cuándo puede salir del país.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el Mundial se juega en un país no democrático. El periodista Martín Caparrós recuerda otras ocasiones en las que esto ha sucedido, recordando cómo se produjeron amenazas la primera vez que se celebró.

Por su parte, Vero Boquete responde a todas aquellas personas que afirman que este tipo de celebraciones en estos países pueden ayudar a cambiar la situación. En concreto, la futbolista se ha referido a todos aquellos que aseguraban que celebrar la Supercopa en Arabia Saudí serviría para mejorar la vida de las mujeres.

Además, en el programa de 'Salvados' también analizan las contradicciones de la FIFA. Martín Caparrós se muestra tajante con la organización asegurando que se define como "apolítica" para poder hacer negocio con "los peores del mundo".