Gonzo entrevista en Salvados a María, una mujer que nació en Guinea Ecuatorial pero que lleva cerca de 15 años residiendo en España, si bien se ha visto obligada a trasladarse a un asentamiento donde, como ella, muchos llevan una vida totalmente precaria: "A veces, la Policía viene a cortar la luz, o hay que coger una carretilla para recoger agua". ¿Cree María que a los españoles les preocupa la forma en la que viven?

Ella responde: "Los españoles están más contentos cuando estamos aquí, así no nos ven en la ciudad. Prefieren tenernos aquí "como en sus países", dicen". María ha contado a Gonzo cómo de difícil le resulta mantenerse, y ha acusado a los invernaderos de ser los "peores ladrones de Europa porque cogen a los negros y a los migrantes sin papeles, que no conocen sus derechos, para estafarlos".

"Tú no puedes replicar, porque dicen que si no estás contento que te vayas a tu país. Y encima te amenazan con llamar a la Policía. Por eso nos callamos", ha proseguido relatando María, que ha añadido: "A buen hambre no hay pan duro. Algo hay que llevar a la boca". ¿Ser mujer además de negra se lo pone más difícil? Ella afirma que sí, y le ha dicho a Gonzo: "Tú no lo puedes entender, te lo puedes imaginar, pero no entender porque nunca has estado en esta posición".

Sin embargo, María agradece todos los días a Dios seguir con vida, pues ha afirmado que diariamente vive con miedo a que le pase algo: "Tengo miedo a que me quemen aquí dentro. Al menos en la ciudad tú puedes llamar a los bomberos. Los inmigrantes, si tuviéramos opción de regresar… estamos en un camino de no retorno". En este sentido, ha denunciado la situación actual: "Muchos se suicidan porque no pueden regresar".

Puedes ver 'Salvados: está pasando' al completo en ATRESplayer

"Pagamos 4.000 euros por un contrato de trabajo de un año"

Sí, estos migrantes deben pagar si quieren conseguir papeles para poder trabajar. Eso es lo que le ha confesado un hombre a Gonzo en un campamento de Almería conde viven en malas condiciones. "Es de locos", destaca Gonzo.