En el inicio de su relación parlamentaria de PSOE y Ciuadanos en 2016, los partidos firman el famoso pacto del abrazo, en el que el partido naranja se comprometía a votar a favor de la investidura de Pedro Sánchez a cambio de una serie de condiciones. Durante las negociaciones de este pacto, hubo algún momento de tensión como los propios protagonistas confiesan en este vídeo a Gonzo.

"Hubo un momento de ruptura", confiesa Luis Garicano, que afirma que esa situación "no se llegó a contar en la prensa": "El PSOE estaba realmente negándose a algunas cuestiones irrenunciables y en ese momento veíamos que no se avanzaba y nosotros decidimos apagar las luces". El diputado en el Parlamente Europeo recuerda cómo esta idea de Albert Rivera y Toni Roldán dio sus frutos: "Los socialistas estaban en el edificio de enfrente y sabíamos que lo iban a ver".

"Fue Toni Roldán quien lo dijo, 'seguro que nos volverán a llamar'", afirma Garicano. Por su parte, Toni Roldán también recuerda esta exitosa estrategia: "Efectivamente, llamaron al cabo de diez minutos. Al final, se avanzó y se logró un acuerdo". Puedes conocer la anécdota completa en el vídeo de esta noticia.

Así se fraguó el pacto del abrazo entre Sánchez y Rivera

Girauta confiesa que la relación entre Sánchez y Rivera era "pésima". Entonces, ¿cómo se fraguó el pacto del abrazo que hizo que Cs apoyara la investidura de Sánchez? Así lo cuentan los que lo vivieron de primera mano.