La Oxigenación Hiperbárica es un tratamiento no invasivo por el que los pacientes reciben oxígeno en una cámara, cabina o recipiente en una concentración cercana al 100% y a una presión superior a la atmosférica normal.

De esta forma, se aumenta la concentración y disponibilidad de Oxígeno en el plasma sanguíneo, lo que se denomina hiperoxia. Una experta, la doctora Ane Escribano, de la Clínica Corner de Madrid, explicará con detalle los beneficios de esta terapia como la reducción de las inflamaciones, la mejora de la circulación sanguínea, la aceleración de la cicatrización o la generación de nuevos vasos sanguíneos.

Patologías como el pie diabético, el síndrome del miembro fantasma o las secuelas por tratamientos oncológicos son algunas de sus aplicaciones más habituales. Entre los testimonios tuvimos la oportunidad de contar con el experto en comunicación Pedro Aparicio, que matizó los beneficios de esta disciplina terapéutica mediante impresiones subjetivas.

Cámara Hiperbárica del Hospital Universitario General de Castellón. | ondacero.es