TRAS EL DESASTROSO SERVICIO DEL JUAN DE AUSTRIA

TRAS EL DESASTROSO SERVICIO DEL JUAN DE AUSTRIA

Enrique se derrumba ante la impotencia y comienza a llorar: "Soy duro, pero piensas, 'pa qué' esmerarte'"

El dueño del Juan de Austria se desmorona en Pesadilla en la cocina. "Es impotencia al ver que la gente no tiene ganas", explica tras el servicio desastroso el restaurante. "En mi puta vida le he visto llorar", destaca su pareja.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 12/11/2017

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Panettone, el pan dulce italiano de Navidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.