En una de las temporadas de Pesadilla en la cocina, Alberto Chicote se adentró en el restaurante Olé, un local en el que la limpieza de la cocina brillaba por su ausencia. Un hecho que, sumado a las fuertes discusiones entre su plantilla, provocaban un auténtico caos en sus servicios.

El gran trabajo de Alberto Chicote y la brutal reforma que hizo el equipo de Pesadilla en la cocina en el local lo convirtió en un nuevo establecimiento que nada tenía que ver con el anterior. Prueba de ello fue la reacción de los trabajadores del Olé, que se quedaron con la boca abierta al conocer su nuevo restaurante con mucha más amplitud y una carta donde reina la calidad de sus productos. Puedes ver el antes y el después del Olé en el vídeo principal de esta noticia.

(*) Desde laSexta.com estamos recuperando los mejores momentos de la hemeroteca de Pesadilla en la cocina.

Otros momentos

Un hecho que Alberto Chicote descubrió muy pronto. Y es que el primer servicio del restaurante Olé en Pesadilla en la cocina se volvió un auténtico caos por la mala calidad de la comida. Algo que hizo que los clientes devolvieran la mayoría de los platos como puedes ver en el siguiente vídeo en el que una clienta, incluso, encontró una larva en su ensalada.