José Sacristán explica, tras una pregunta de Mamen Mendizábal al respecto, que de su madre ha heredado "la sensibilidad" y una suerte de "fragilidad".

De hecho, en este fragmento de Palo y Astilla nos cuenta que le "diagnosticaron habilidad emocional", lo que le ha llevado en alguna ocasión a desmayarse. "Me desmayé en el cine Padilla viendo 'Las mil y una noche'", confiesa.

Durante su entrevista con Mamen Mendizábal también ha hecho un repaso a su trayectoria como actor. Lo ha hecho desde el teatro Lope de Vega de Chinchón, que le vio dar sus primeros pasos.

Además, en esta entrevista ambos han contado qué tuvo que hacer Pepe Sacristán cuando era joven para ganar algo más de dinero y poder dar de comer a su hijo. Una confesión que puedes escuchar en este vídeo: