A cargo de nueve hijos, los padres de Iñaki Gabilondo regentaban una carnicería en la que "trabajaban mucho" para sacar adelante a una familia tan numerosa. Unos progenitores con un gran sentido del sacrificio para los que el periodista ha tenido un emotivo recuerdo en Palo y Astilla.

Gabilondo se emociona al recordar a su madre, "que era una santa, una mujer abnegada, que adoptaba una actitud inexplicable ante la vida". Una persona que "nunca se doblegaba" ante las adversidades. "Mis hermanos y yo no creemos en el cielo, pero existe porque está mi madre", expresa.

En esta entrevista con Mamen Mendizábal también ha hablado de su padre, del que asegura ha heredado "cierto instinto depresivo", como confiesa en este vídeo de Palo y Astilla.

Precisamente, el presentador de la 'Cadena Ser' ha despedido este programa con una emotiva carta dedicada a sus progenitores. Unas declaraciones que puedes escuchar en este vídeo.

Pero no solo ha tenido recuerdos para ellos, también para su primera mujer, Mayte, que falleció a los 36 años tras ocho años de enfermedad y "agonía".