Sales Tomàs Pons, directora Fundación Limne para la restauración de los ríos, muestra en Natural cómo se mide el estado de salud de los ríos tomando el río Turia como ejemplo. Dos veces al año van a revisar los indicadores: se miran los nitratos, el PH, la temperatura, oxígeno disuelto... y los bichitos. Y es que cuantos más bichos haya en un cauce, más calidad tiene ese agua.

En este vídeo puedes ver las consecuencias que dejan los fertilizantes en las aguas de un río o incluso la basura como las toallas higiénicas que se tiran al inodoro. Según explica Sales Tomàs Pons a Jalis de la Serna, "el 43% de los ríos no se encuentran en buen estado", es decir, 4 de cada 10. Una degradación con la que no sol perderíamos agua potable, también aumentarían las plagas y enfermedades.

Otro momento destacado

Jalis de la Serna conoce de la mano del ingeniero de montes Francisco Javier Sanz y el educador ambiental Miguel Ángel Pinto cómo han conseguido recuperar en el centro de la ciudad de Burgos el río Arlanzón. Una tarea que se planteó en los años 90. En este vídeo puedes ver cómo ha cambiado la fauna y la flora que hay alrededor de sus aguas.