¿Qué sucedió para que un tren de pasajeros entrara de lleno en el incendio desatado en Bejís? Dos días después de que trascendieran las imágenes de los pasajeros aterrados, las dudas siguen y las versiones de Renfe y de los pasajeros no concuerdan.

Por un lado, la empresa estatal asegura que a las 16:23 el tren sale de Valencia sin ningún problema, sin aviso de incidentes en la vía. Todo va bien hasta las 17:54, cuando la maquinista detiene el tren ante la caída de polvo proveniente de la ceniza del incendio. Llama a Renfe y, durante la conversación, comunica que va a intentar retroceder hasta Caudiel. Es cuando sale de la cabina cuando se da cuenta de la situación de pánico en la que se encuentran los pasajeros, varios de los cuales intentan abandonar el tren a pesar de la advertencias de la piloto. Se activan las alarmas antiincendios y el freno automático porque los pasajeros rompen las ventanas. Es a las 18:20 cuando consigue reanudar la marcha.

Esta es la versión de la compañía, algo que no coincide con la de los pasajeros. Según éstos, ella fue quien abrió las puertas del tren para que salieran a la vía y caminaran en la dirección contraria al incendio para ponerse a salvo. Algunos de los pasajeros se encontraban en situación de verdadero pánico, incluso pedían llamar a sus familiares para despedirse.

Por su parte, el Sindicato de Maquinistas señala que la conductora, con la autorización del gestor ferroviario, inició las maniobras de escape pero que algunos pasajeros tiraron del sistema de alarma para desatascar las puertas.