Rafael Cámara, comandante jefe del Centro de Operaciones y Vigilancia Espacial, ha explicado en Más Vale Tarde el riesgo real de que un fragmento de basura espacial, como los restos del cohete chino que este viernes ha alterado el tráfico aéreo español, impacte sobre vuelos comerciales o caiga en alguna ciudad.

Asegura que el "riesgo siempre existe porque la seguridad total no se puede garantizar", pero que estos casos se estudian y se toman medidas preventivas para que la seguridad de estos vuelos esté garantizada. Es por eso que se ha optado por el cierre del espacio aéreo durante unas horas.

Afirma además que "lo normal" es que esta basura espacial caiga sobre el mar. "Hay estudios que calculan que la posibilidad de que los restos de un cohete caigan sobre un área poblada y causen bajas es menor de la posibilidad de que a una persona le caiga un rayo", ha explicado, detallando que "es un riesgo pequeño, pero posible".

Por otro lado, sobre si China, en este caso, tiene algún tipo de responsabilidad sobre los restos de este cohete, explica el experto que "se puede exigir responsabilidad al país que lanza los restos en caso de que se produzca un daño motivado por la caída de esos restos". En esta ocasión, cuenta, "China no tiene control absoluto sobre los restos de los lanzadores, los satélites u objetos que ha puesto en órbita".