EL ÉXITO DE LA FORMACIÓN HA PROVOCADO QUE SEA DESCALIFICADA CON ASIDUIDAD

EL ÉXITO DE LA FORMACIÓN HA PROVOCADO QUE SEA DESCALIFICADA CON ASIDUIDAD

PP y PSOE se entienden en sus continuas descalificaciones a Podemos

La comparación establecida por el socialista Ximo Puig acerca del discurso de Podemos con el de Mussolini no ha sido la primera ni tampoco será la última descalificación que reciba el grupo liderado por Pablo Iglesias. "Frikis", "radicales antisistema", "chavistas" e, incluso, "difusores de las técnicas del discurso nazi" son algunos de los adjetivos que han dirigido diferentes figuras políticas al partido de Iglesias. El desconcierto de que el último en llegar se cuele entre los primeros ha desencadenado una oleada de ataques.

"Chavista", "comunista" e, incluso, "fascista". Estos son algunos de los adjetivos que se han atribuido al movimiento político liderado por Pablo Iglesias.

Esta "iniciativa" comenzó con las palabras que Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid, dedicaba a Pablo Iglesias en su blog.

"Podemos está con el chavismo, con el castrismo y está con ETA", declaraba Aguirre en su espacio personal en la Red.

A raíz de esta situación, Podemos tuvo especial protagonismo en la escuela de verano del Partido Popular.

Carlos Floriano, vicesecretario de Organización del Partido Popular, tachaba al partido de moverse entre el "populismo bolivariano de un telepredicador que quiere subvertir nuestra democracia".

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, señalaba incluso que "hay que tener la cara muy dura para llamar 'casta' al resto desde un escaño del parlamento europeo".

A Podemos le han llovido acusaciones de todo tipo. Desde "frikis" hasta "radicales antisistema".

Hasta el expresidente del Gobierno Felipe González ha descalificado a la fuerza política. Considera que "una alternativa bolivariana para España o para Europa sería una catástrofe sin paliativos".

Sin embargo, la voz cantante en esta guerra abierta contra Pablo Iglesias y su grupo la sigue llevando Esperanza Aguirre. Su comparación entre las técnicas de manipulación del comunista Munzenberg y el nazi Goebbels con el discurso político de Podemos no ha pasado desapercivida para muchos.

De momento, comunismo, propaganda nazi y, ahora, fascismo italiano son los últimos vínculos que se atribuyen a la formación de Pablo Iglesias.

laSexta.com | Madrid | 07/08/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.