La presunta agresión homófoba a un joven de 20 años en el barrio madrileño de Malasaña, en la que se denunciaba que un grupo de encapuchados habían marcado los glúteos a la víctima con la palabra 'maricón', fue algo consentido. Esta nueva versión de lo sucedido afecta directamente al colectivo LGTBI que no dudó en movilizarse frente a la presunta agresión y convocar movilizaciones para plantar cara a este tipo de comportamientos. "Hay que decir que este tipo de comportamientos lo que hace es perjudicar a quienes denuncian agresiones homófobas reales", ha manifestado Cristina Pardo tras conocer la noticia.

En Más Vale Tarde, la presentadora ha querido dejar claro que "el primer indignado y perjudicado será el colectivo LGTBI. Estamos viendo estos días a personas que dan la cara, con ojos morados, a Samuel que le asesinaron de una paliza...", ha reflexionado Pardo.

No obstante, y pese a esta simulación de delito, la periodista ha querido recordar que las agresiones homófobas sí han crecido en los últimos meses, "hay una oleada de violencia que va a más", y eso es algo a lo que no se debe restar importancia. "Mayo y julio de 2021 han sido los peores meses en cuanto a denuncias de delio de odio se refiere. Es una barbaridad que estemos hablando ahora mismo de los peores registros".

"Ahora habrá quién diga: '¿Veis? Era una denuncia falsa, ¿cómo sabemos que las demás son de verdad?. Pues son de verdad, hay muchas que son de verdad, la mayoría, de hecho", ha destacado la periodista.

También Iñaki López se ha pronunciado sobre lo sucedido: "Llama mucho la atención cómo en este país que es tan avanzado para el matrimonio igualitario o leyes a favor del desarrollo de este colectivo, y sin embargo tengamos este cáncer en nuestra propia sociedad que es la intolerancia y la agresión hacia personas por su inclinación sexual", ha zanjado el conductor.