Más de 100 agentes buscan a Marta Calvo. El vídeo muestra cómo se preparan los buzos de la Guardia Civil para rastrear el río Albaida. También la buscan en la Sierra de las Salinas, centrándose en cada posible escondite. Además, desde el aire, los helicópteros siguen sobrevolando la zona.

Los agentes también han registrado la casa del principal sospechoso de la desaparición de Marta Calvo, un colombiano que se llama Jorge, tiene 35 años y antecedentes penales en Italia.

Todo le apunta a él porque antes de supuestamente atravesar la puerta de su casa, Marta mandó a su madre un mensaje con su ubicación y, desde entonces, no se sabe nada de los dos. "Tenemos que manejar todos los escenarios, y también los peores", ha declarado Juan Carlos Fungencio, delegado del Gobierno de Valencia. "Con los días que hace que desapareció, ¿qué quieres esperar?", ha manifestado, por su parte, el abuelo de la desaparecida.

Buscan restos biológicos con una luz forense

La unidad de criminalística de la Guardia Civil ha inspeccionado cada rincón, han levantado baldosas, revisado tuberías y, usando una luz forense, buscan restos biológicos. Fue el primer punto en el que se les buscó, pero el jueves, gracias a la triangulación del teléfono de Jorge, se sumó un nuevo escenario a 30 kilómetros: una vivienda en la que el sospechoso pudo pasar la última noche antes de desaparecer.

"La última vez que habló la madre con él, según me cuenta ella, le avisa de que la Policía le está buscando y a partir de ese momento, él no le coge el teléfono", ha asegurado la casera del sospechoso de la desaparición de Marta Calvo. Según la mujer, la madre le pidió que se entregase.

Antes de irse, también podría haber intentado borrar cualquier rastro limpiando su casa con lejía e intentando deshacerse de su vehículo desguazándolo. Sin más pistas, la única duda es si es sospechoso de su desaparición ha abandonado nuestro país. Y es que Marta Calvo desapareció el 7 de noviembre y hasta el 9 de noviembre su madre no presentó denuncia ante la Policía, por lo que el principal sospechoso de su desaparición ha tenido tiempo de sobra para abandonar el país.