LA FISCALÍA PIDE TRES AÑOS PARA EL GUARDIA URBANO ACUSADO DE DESVELAR SECRETOS

LA FISCALÍA PIDE TRES AÑOS PARA EL GUARDIA URBANO ACUSADO DE DESVELAR SECRETOS

La 'pornovenganza', vista para sentencia: así cambió la vida de Rosa desde la difusión de fotografías sexuales hasta la muerte de su pareja

Cientos de agentes de la Guardia Urbana recibieron el email de Rosa Peral. Por entonces tenía 24 años. En el mensaje ofrecía sus servicios sexuales y adjuntaba una foto haciendo una felación. Ella, que ahora está en prisión acusada de haber matado a su pareja, asegura que nunca mandó ese correo.

El Ministerio Fiscal ha pedido hoy tres años de prisión al subinspector de la Guardia Urbana de Barcelona Óscar P. por un delito de revelación de secretos por, supuestamente, haber difundido fotografías sexuales de la también urbana Rosa P., encarcelada por, presuntamente, matar a su pareja. La fiscal ha pedido también, de forma subsidiaria y como alternativa a la pena por revelación de secretos, una pena de dos años de prisión por un delito contra la integridad moral, según lo establecido en el artículo 173 del Código Penal.

Según la versión de la acusación, Óscar P. envió, en febrero de 2008, un correo electrónico con una imagen de contenido sexual donde se veía a la agente Rosa P., acompañada por un texto que la fiscal ha considerado como "vejatorio", y lo remitió a todos sus contactos desde la cuenta de la urbana. Óscar P. cometió este delito, según la acusación, en respuesta a la decisión de Rosa P. de terminar en 2008 la relación sentimental que mantenían, aunque la defensa ha argumentado que "ellos no tenían una relación", pues ella convivía con otra pareja, y, además, mantuvieron relaciones sexuales supuestamente hasta 2013.

La fiscal ha asegurado que la fotografía en cuestión únicamente la podría haber enviado el acusado "porque él mismo ha reconocido que las fotos que hacían en relaciones íntimas con ella solían hacerse con su cámara de fotos y en el 90 % de los casos en el domicilio de él, que era quien guardaba las imágenes". Además, la fiscal ha señalado que existe una grabación telefónica en donde, supuestamente, "se escucha al acusado decir que ha sido él quien ha enviado ese correo".

Sin embargo, la defensa ha argumentado que existe una "perversión de la prueba por parte del Ministerio Fiscal", pues se están basando "en el relato unilateral de una persona que ha mentido sistemáticamente desde el primer día", en referencia a Rosa P. La defensa ha señalado que la agente "no aportó prueba alguna, ni móviles ni tarjetas SIM", cuando presentó su denuncia y ha destacado que ha tardado 17 meses, desde que ocurrieron los hechos, en interponer la denuncia.

laSexta.com | EFE | Madrid | 21/11/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.