La Fiscalía de Andalucía ha abierto una investigación contra la dirigente de Vox Rocío Monasterio para estudiar si pudo incurrir en un delito de odio en sus declaraciones sobre los menores extranjeros no acompañados, según han afirmado fuentes jurídicas a laSexta.

La denuncia ha sido interpuesta por la coalición Adelante Andalucía, que considera que, en un acto de campaña del partido frente a un centro de menores de Sevilla, Monasterio cometió un delito de odio al afirmar que generaban "graves problemas" e "inseguridad" entre los vecinos.

La presidenta de Vox Madrid aseguró, también, que la situación con respecto a los menores no acompañados en España era "insostenible" y criticó que algunos partidos políticos defendieran la "inmigración ilegal".

Además, Monasterio afirmó que la apertura de centros de menores causaba un "efecto llamada". "No puede ser que Andalucía tenga la mitad de los 'menas' de toda España. Como recogen los informes de la Fiscalía, no son fácilmente integrables y estamos teniendo un problema también con los asistentes sociales que trabajan en los centros de menas porque están sufriendo agresiones", declaró.

Ahora, la Fiscalía andaluza investigará si sus palabras constituyen un delito de odio y, si es así, elevará el caso a la Fiscalía Superior de Madrid por la condición de aforada de Rocío Monasterio como diputada en la Asamblea de Madrid.

Vox alude a la "libertad" para defenderse

Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, ha asegurado que, si las palabras de Monasterio son consideradas un delito de odio, es porque "la libertad está en cuestión en España" y la situación "es mucho más grave de lo que pensábamos".

Según el político, las declaraciones de la presidenta de Vox Madrid solamente recogen "el sentir" de los 3,3 millones de españoles que votaron a la formación.

Este es que "a inmigración ilegal produce problemas de convivencia precisamente porque se les trae de manera ilegal sin darles una solución de futuro, sin darles unos papeles ni un plan de vida".

Espinosa de los Monteros ha indicado que, "si es necesario", Vox acudirá a los juzgados a "defender la libertad".

Podemos espera que Fiscalía "llegue hasta el final"

Por su parte, Teresa Rodríguez, coordinadora de Podemos en Andalucía, ha mostrado su "esperanza" en que "el fiscal llegue hasta el final con esta investigación", para que este tipo de hechos no queden "impunes".

"Irse a un centro de menores, señalar con el dedo a niños y niñas que están solos para decir que son el origen de la delincuencia en un barrio, cuando además en ese barrio no hay ningún problema de convivencia, es condenable", ha declarado Rodríguez.

Además, la coordinadora de Podemos ha acusado al Gobierno andaluz de desproteger a los menores del centro en cuestión, competencia de la Junta de Andalucía.

"Alguien filonazi puede ir a un barrio a tratar de difundir ese mensaje y ponerse en la puerta de la casa de esas personas, pero siempre una espera que llegue la Justicia y ponga las cosas en su sitio", ha señalado.