Son muchas las imágenes emotivas que deja la llegada masiva de migrantes a la costa de Ceuta, a nado desde Marruecos o cruzando la valla. En la zona, cooperantes de ONGs, militares del Ejército y agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan sin descanso atendiendo tanto a los que llegan exhaustos y sin fuerzas como a los que ya llevan varios días allí. Especialmente con los menores de edad, que se cuentan por miles, y muchos de los cuales son trasladados a una nave donde deben pasar la noche y someterse a pruebas de coronavirus.

Anoche, se pudo ver como los militares trataron de entretener a los adolescentes y niños haciendo con ellos un juego. En el vídeo que acompaña estas líneas, se escucha cómo un militar enseña a los pequeños a corear la palabra "legión", y una vez lo consiguen, todos estallan en aplausos y vítores.

Este gesto de buena voluntad por tratar de distraer a los pequeños, se suman a otros momentos que también han quedado recogidos en imágenes, como el de un guardia civil que rescató a un bebé del mar. "Estaba frío, inactivo, no hacía nada y yo no tenía la certeza de que estuviese vivo", ha condesado en el programa de Al Rojo Vivo.

Otro grupo de legionarios ha rescatado a un niño muy pequeño desde la valla. Uno de los militares se ha desplazado trepando por la valla con el pequeño sobre los hombros hasta llegar a un punto donde otros dos legionarios le esperan para poder bajar el menor sin que sufra daños.