John McAfee, creador del antivirus, ha sido hallado muerto en su celda de la cárcel en Barcelona. Allí cumplía condena pendiente de extradición a EEUU por evasión fiscal y todo apunta a que se ha suicidado antes de que esto ocurriese. En Más Vale Tarde, el periodista Daniel Cervera hace un repaso a su perfil, que quienes trabajaron con él lo describen como de un "genio paranoico".

Todo se remonta a 1987 cuando tras trabajar en la NASA y salta al olimpo informático creando el primer antivirus que se comercializa popularmente para el gran público.

La segunda parada de su vida es en los años 90, cuando su empresa domina el 70% del mercado de los antivirus y vende por 100 millones de dólares. Después le llegaría la ruina por hacer masas inversiones en el ladrillo durante la crisis de 2008 y su fortuna pasa a los cuatro millones.

En esa etapa ya ha dejado muestra ante las cámaras de varias de sus obsesiones, como son el exhibicionismo, las drogas y las armas. Entonces comienza una vida de 'thriller': huye a Belice y vive rodeado de hombres armados, y entre rumores de que traficaba con drogas que los acallaba con donaciones millonarias al gobierno local.

Todo parece irle bien hasta que su vecino aparece asesinado de un disparo. Aunque siempre lo negó, huyó a Guatemala, donde fue detenido. Después, ya de vuelta en Estados Unidos, llega su época de evasión fiscal: se convierte en una especie de gurú al mismo tiempo que es un estafador.

Su última etapa fue en España, donde vivió en un hotel medio abandonado y aunque estaba buscado por la seguridad norteamericana él se exhibía. Fue detenido cuando en un aeropuerto, en octubre de 2020, en vez de mascarilla se puso unas bragas.

En la vista de extradición intentó convencer a la justicia de que no le enviasen a su país asegurando que en Estados Unidos le iban a "utilizar como ejemplo". Finalmente, todo apunta a que se ha suicidado para evitar regresar a su país para seguir cumpliendo condena.