El alcalde de Kiev ha anunciado un toque de queda de 36 horas en la capital ucraniana por la situación "difícil y peligrosa" que afronta la ciudad.

Una situación sobre la que un miliciano ha advertido en una entrevista en Más Vale Tarde. Kyrylo ha advertido de que "físicamente, no van a poder entrar, pero sí van a bombardear".

"No van a poder entrar porque vamos a aguantar la defensa. Lo que van a hacer es bombardear, por eso han decretado el toque de queda", ha apuntado.

Respecto a la situación que están viviendo en la ciudad, ha apuntado que "en cuanto a los alimentos" y el desabastecimiento "no es tan crítica", pero sí "en cuanto a la seguridad porque los cohetes caen desde el cielo y no sabes por dónde van a entrar".

En este sentido, Kyrylo ha puesto en valor el trabajo que hacen "los medios de protección aérea", que ya han "derribado casi 700 cohetes" del Ejército ruso.

En el vídeo que acompaña a estas líneas también se ha pronunciado sobre los soldados rusos capturados por Ucrania y el argumento que utilizan de que no sabían cuál era su misión. "Todo esto es una gran mentira, ellos sabían perfectamente donde iban. Eso ya estaban preparado", ha sentenciado.