La Unesco ha avisado de que existen probabilidades "muy altas" de que en los próximos 30 años se produzca un tsunami en el mar Mediterráneo, una alerta que Joanna Ivars analiza en Más Vale Tarde, donde precisa que, en el caso del Mediterráneo, la ONU alude a que "podría llegar una ola de un metro y avanzar 700 metros".

"En cualquier océano o mar puede producirse un tsunami, porque las placas tectónicas están moviéndose unas con otras, eso provoca en el mar levantamientos de la columna de agua y puede haber tsunamis", explica.

En el vídeo que ilustra estas líneas puede verse una recreación elaborada por Al Rojo Vivo en abril de 2021 de la llegada de un tsunami a la playa de la Caleta de Cádiz, en el océano Atlántico. En concreto, el grafismo recrea el tsunami que asoló la ciudad en 1755 tras un terremoto en Lisboa, por el que una ola llegó al golfo de Cádiz y mató a cientos de personas.

¿Qué ocurre al llegar un tsunami? La primera señal es que el mar se retira, según explica la meteoróloga, que precisa que desde que ocurre el terremoto hasta que llega el tsunami a la costa transcurren aproximadamente 60 minutos. Una hora en la que "las autoridades tienen que detectarlo, analizarlo y avisarlo a la población", por lo que esta "solo tendría en esa zona 30 minutos para evacuar".

¿Cómo se evacúa en caso de tsunami? "Siempre en sentido contrario al mar y te subes al menos a un edificio de dos plantas", indica Ivars, que precisa que existe un plan para toda la costa del golfo de Cádiz, Galicia, el Mediterráneo y Canarias.

¿Qué pueden hacer las autoridades para prepararse ante este hipotético escenario? Joanna Ivars cita las siguientes medidas:

1. Delimitar las zonas peligrosas o susceptibles de que pueda llegar la ola

2. Hacer mapas de evacuación, con itinerarios que marquen la salida en caso de llegada de tsunami

3. Sistemas de alerta a la población, por móvil, con sirenas, etc.

4. Simulacros y divulgación