La banda especializada en robar casas de famosos y millonarios recientemente desmantelada por la Policía Nacional tenía muchos más objetivos en su punto de mira. Durante el registro de la vivienda de uno de los españoles que les prestaba ayuda se encontró la libreta con los nombres de políticos y deportistas, sus planes de futuro y objetivos que ya pueden respirar más tranquilos.

José María Aznar, Pablo Iglesias, Leo Messi o Rafa Nadal tienen en común que aparecían en estas listas, los ladrones conocían sus direcciones y apuntaban todo.

Tras el último de sus golpes, el más gordo, en la mansión de Ronaldo Nazario en Ibiza donde se alojaba en ese momento el futbolista del PSG, Marco Verratti, con su familia, los miembros de la organización criminal fueron detenidos.

El botín fue de tres millones de euros en joyas y relojes que guardaron en el airbag de un coche que convirtieron en caleta. Dos de los detenidos viajaron desde Ibiza a Denia en ferry. El resto de miembros de la banda cayeron en Málaga y Murcia.

Los siete detenidos se conocían desde 2008 y la Policía llevaba detrás de ellos desde finales de 2021. Son albaneses, pero contaban con la colaboración de ciudadanos españoles que les facilitaban la logística sobre el terreno.

Todo se cuidaba al detalle: desde los coches alquilados sin GPS, a la ropa de trabajo para entrar en las viviendas, e incluso las coartadas. Se les atribuyen un total 16 robos, el de la casa de Ronaldo y 15 más en los que se habrían llevado 372.000 euros en total.