Los secuestros virtuales vuelven, pero con una nuevo formato. Ahora no es un secuestro sino una detención virtual.

Se trata de un fraude que se está repitiendo y del que los Mossos d'Esquadra ya han alertado a través de sus redes sociales.

 

El estafador actúa en Barcelona y se hace pasar por un abogado o policía. Llama a su víctima y le pide dinero a cambio de liberar a un hijo, que supuestamente está detenido.

Les piden entre 60.000 y 70.000 euros por la liberación. Los mossos avisan a los ciudadanos para que no piquen y para que llamen al 112 para alertar si sufren este tipo de timo.

La estafa está corriendo como la pólvora en Barcelona.