ELLA ALEGA QUE PADECE UNA PARÁLISIS

ELLA ALEGA QUE PADECE UNA PARÁLISIS

La viuda negra de Alicante vuelve a andar: sale erguida y sin andador del registro de la vivienda

La hemos visto en volandas, en silla de ruedas, caminando con un andador y sin él. Conchi niega que matara a su marido, con el que sólo llevaba dos semanas casada. Una policía de paisano le pilló in fraganti clavándole un destornillador. Aquel día Conchi sí estaba de pie.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.