El padre de Yéremi Vargas, Juan Francisco Vargas, ha sido detenido una segunda vez por presuntamente haber abusado de otra menor. La primera denuncia llegó por parte de su hija, de 13 años, y esta segunda por parte de la hija de una expareja, también de 13 años.

Expediente Marlasca ha contado con el testimonio del abogado de la hija, Sergio Valentín, quien ha asegurado que la pequeña está tranquila y que su madre intenta que esto le afecte lo menos posible.

La niña habría referido "tocamientos" por parte de su padre en una de las visitas en el contexto de custodia compartida. "La niña dice que lo que hizo fue intentar tocar sus partes y ella lo rechazó. Él abuso está cometido porque no hay consentimiento expreso", recalca el abogado, insistiendo en que ella rechazó "esta acción de acometimiento por parte del padre".

Además, explica que se han producido exploraciones físicas y que el caso está pendiente de un informe psicosocial de los hechos que cuenta la menor. Pero en cualquier caso, "lo fundamental es el testimonio de la niña", añade.

La postura del padre ha sido alegar que "todo es un complot contra él", ha explicado el abogado, que cree que Vargas "no lo ve con la seriedad que hubiese sido deseable". Se espera que Juan Francisco Vargas pase este viernes a disposición judicial tras su detención.