El Congreso de los Diputados ha aprobado la primera ley integral contra de cambio climático, que ha contado con una amplia mayoría, ya que solo se han abstenido Más País y el Partido Popular y Vox ha votado en contra. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido en Más Vale Tarde que la gente es cada vez "más consciente de lo que nos jugamos con el cambio climático".

En este sentido, ha recordado experiencias muy recientes como Filomena o la tormenta Gloria, que "ponen de manifiesto hasta qué punto estamos conviviendo con fenómenos meteorológicos extremos que alteran nuestra vida cotidiana y nuestra estructura económica". Así, considera que la ley hoy aprobada "es un punto de partida sobre el que hay que acelerar rápidamente".

Sobre una de las medidas más polémicas que integra esta ley, la prohibición de coches diésel y gasolina en 2040, Ribera defiende que se ha reproducido íntegramente "el marco europeo". Y que gracias a eso el sector va a ir cambiando al igual que cambian las demandas ciudadanas: como soluciones no motorizadas o una mejora del transporte público para recorridos cortos y, para distancias largas, iniciativas como el 'carsharing' o el 'leasing', que contribuyen a reducir la contaminación. "Vamos cambiando los patrones más allá de lo que digan las normas", asegura.

Lamenta el "panorama un poco obsoleto" en Madrid

Preguntada por el fin de Madrid Central, que ha sido suspendido tras el rechazo del Tribunal Supremo, la responsable de la cartera de Transición Ecológica lamenta que "ha quedado un panorama un poco obsoleto para Madrid".

Además, ha puesto de manifiesto que a nivel europeo, la mayoría de grandes ciudades iniciaron hace tiempo una transformación en profundidad recuperando el espacio urbano y el aire limpio para los ciudadanos, y que ha raíz de la pandemia esto se ha intensificado, también dentro de España, con iniciativas como peatonalizar más rápidamente o facilitar la movilidad con bicicleta.

"Me alegro de que el alcalde (José Luis Martínez-Almeida) se comprometa con un programa más ágil e intenso, y limpio y saludable, y espero poder verlo pronto", ha dicho la ministra. No obstante, ha recordado que a partir de hoy, "las ciudades con más de 50.00 habitantes deberán aplicar programas de movilidad sostenible y zonas de bajas emisiones en el centro de las ciudades".