Silvia continúa en un desvivir por la situación de su familia atrapada en Afganistán, de donde no ha podido ser evacuada y de la cual carece de novedades. "No sabemos qué plan va a haber para una posible evacuación futura", ha asegurado la mujer en Más Vale Tarde.

"Van a hacer vías alternativas para poder evacuar a la gente que falta, pero aún no se han puesto en contacto con nosotros", ha explicado, aunque ha subrayado que confía en el compromiso del Gobierno español de que conseguirán sacarlos del país. "Es la única posibilidad de futuro que le queda a mi familia", ha señalado.

La familia de Silvia colaboró con el Ejército de EEUU, lo que los situó en el punto de mira de los talibanes. De hecho, uno de los familiares era policía afgano. "A mi suegro lo torturaron y secuestraron dos veces, a mi cuñado lo dieron por muerto y lo degollaron...", ha relatado. El cambio llegó cuando su pareja pudo llegar a Europa y trasladar a su familia a Kabul, que era un espacio seguro.

Ya ha dejado de serlo. "La situación es cada vez peor, los bancos están cerrados, los alimentos están carísimos y la gente no sale a la calle por miedo".