El Gobierno ha anunciado la subida del salario mínimo a 950 euros este año. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha logrado el acuerdo en una reunión con los líderes sindicales y con el presidente de los empresarios.

Esta muestra la voluntad de que las reformas salgan del diálogo social ha sido aplaudida en Más Vale Tarde por Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona. "Necesitamos que, en un momento en el que la economía está débil, que no quiere decir que vaya a haber crisis, sindicatos y patronal remen todos a favor para que vaya mejor la economía", ha señalado.

Además, considera que este acuerdo de subir un 5,1% y llevar el salario mínimo a 950 euros es "muy inteligente, porque los que menos cobran van a ganar poder adquisitivo".

Además, señala que "el mal que puede hacer a muchas empresas esta subida es escaso". "Es una subida moderada, que puede ser compensada con una subida de los precios de bienes y servicios que producen. Por esta subida, pocos puestos de trabajo se pueden perder y pocas personas pueden pasarse a la economía sumergida", asegura el experto.

Por ello, Bernardos se muestra "muy contento cuando las cosas se hacen bien".

¿Tendrá incidencias sobre el resto de los sueldos?

El profesor ha explicado que esta subida del salario mínimo "eleva el resto de los salarios que están cercanos al salario mínimo".

"El año pasado, tuvimos gobierno de izquierdas, y ese gobierno por primera vez en casi toda la década ganaron poder adquisitivo, y ganaron mucho", ha explicado Bernardos, que insiste en que "este gobierno tiene una cuenta pendiente muy importante de generar empleo de calidad. Desterrar de nuestro diccionario el 'trabajo y soy pobre de solemnidad'".

"Todos los trabajadores volveremos a ganar poder adquisitivo, y nos lo merecemos después de tantos años de penurias y de hacer horas extras sin cobrarlas", ha concluido el experto.