¿Cómo puede afectarnos el colapso de los suministros de cara al Black Friday y las Navidades, épocas de mucho consumo? El periodista José María Camarero, especializado en Economía, explica que aunque el consumo sí se reactiva fácilmente, no ocurre lo mismo con el proceso de producción, que es "mucho más lento".

Eso hace que la producción no llegue a cubrir la demanda enorme que hay en todo el mundo tras la pandemia. Si al principio empezaron a escasear los microchips, los semiconductores o la automoción, ahora esa escasez se va extendiendo a más materias primas. En ese contexto, el experto advierte: "No tenemos que tener temor pero sí anticipación de cara al Black Friday y la Navidad ya que esto provocará la subida de precios".

Además, "el cuello de botella de los transportes marítimos y la fabricación puede provocar una ralentización en la recuperación de la crisis, que ya no va a ser tan rápida como la que preveíamos", ha destacado Camarero.