La erupción volcánica de La Palma ha generado una lluvia de ceniza que cubre todo el paisaje en el suroeste de la isla. Coches, viviendas, calles... todo está quedando sepultado bajo un manto negro que puede ser perjudicial para el sistema respiratorio.

El ingeniero químico Christian León ha explicado en Más Vale Tarde que es necesario "evitar inhalar" estas partículas y "tener una protección respiratoria adecuada".

En este sentido, ha indicado que las mascarillas que, a su juicio, generan más protección frente a este fenómeno son las mascarillas FFP2.

Preguntado por el posible daño a los cultivos, ha destacado que "en principio no debería afectarles porque funcionan bien en este tipo de suelo" volcánico.