La EMA ha aprobado la aplicación de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer en toda la población mayor de 18 años. Una noticia que el inmunólogo Alfredo Corell ha querido analizar al detalle: "En la nota de prensa hay que distinguir la parte en la que se asegura que hay que poner la tercera dosis a los inmunodeprimidos severos y levantan la mano para que se pueda poner la tercera dosis en todas las personas sanas, pero no dicen que haya que ponerla".

"No se acaban de mojar. Dicen que se puede poner, pero que hay que seguir haciendo vigilancia en los efectos adversos", ha aseverado el científico, que ha asegurado que hasta el momento ésta es la única compañía que ha presentado un estudio sobre la tercera dosis.

No obstante, Moderna también se encuentra en este punto, y es posible que solicite a la EMA su aprobación. "La gente que se vacunó con Janssen o AstraZeneca entrar en una situación un poco confusa", ha destacado el inmunólogo.

En este sentido, Corell ha considerado que las farmacéuticas "se están precipitando": "Están midiendo todo con anticuerpos y el sistema inmunitario y las defensas es mucho más que eso".

"Creo que una tercera dosis general no tiene una evidencia sólida suficiente como para que lo hagamos", ha destacado el profesor, que ha añadido la necesidad de que esas dosis se entreguen a los países en los que "realmente hacen falta".