Esperanza Aguirre confía en que pronto se firme un pacto "con un programa liberal" en la Comunidad de Madrid. Preguntada sobre la posible entrada de Vox en el Gobierno regional que ella presidió, reconoce que hay "muchas cosas" que la apartan de esta formación, que sin embargo tiene "muchas más que comparto".

Aguirre sostiene que Vox no es un partido de ultraderecha. "Si Vox es ultraderecha, que yo no lo creo, Podemos es ultraizquierda", ha mantenido.

"Vox tiene muchas cosas que a mí me apartan de él pero tiene muchas más que yo comparto con ellos", ha defendido Aguirre.

A la pregunta de si ideológicamente se considera más próxima a Ciudadanos o al partido de Santiago Abascal, sostiene que "hay muchas cosas, las más importantes, que me unen a los dos", entre las que cita "la unidad de España" o "el programa económico ortodoxo".

"Quizá soy más liberal en lo social", ha reflexionado, en lo que respecta a lo que le une a la formación naranja. "De Vox lo que más me aparta es el asunto de la inmigración", ha reconocido, "creo que los países que han aceptado e integrado inmigrantes son los mas prósperos y los más ricos del mundo".

En lo que respecta a la formación del gobierno nacional, Aguirre se mantiene en que su partido debería abstenerse en el debate de investidura, eso sí, "con condiciones". "Sé que la dirección de mi partido no está por la labor", ha manifestado, "ya dije que el PP debería abstenerse con condiciones".

Por otra parte, ha criticado duramente las declaraciones que hizo la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, sobre el feminismo, un movimiento que, aseguró, "no es de todas".

"¿Qué es esto de 'bonita'?", ha cargado Aguirre, citando el término empleado por Calvo. "En España fue el PSOE el que se opuso al voto de la mujer", ha añadido.