Crece la preocupación entre los ciudadanos por el hecho de que nuestros dispositivos electrónicos, e incluso nuestros electrodomésticos 'inteligentes', nos 'espíen' y compartan nuestros datos.

Javier Sanz, experto en tecnología, ha dado algunas claves en Más Vale Tarde sobre cómo minimizar ese 'espionaje', ya que eliminarlo del todo "es imposible", según el especialista.

Y es que, si utilizamos Google, el buscador más empleado del mundo, este nos pedirá siempre aceptar cookies. "Aceptando la cláusula de Google para poder utilizar sus servicios, estamos aceptando que nos muestren publicidad personalizada en base a nuestros intereses", advierte.

De esta forma, cuando navegamos por Internet vamos dejando "un rastro" que Google analiza y comparte con empresas y anunciantes. Limitar ese rastro es posible limpiando las cookies en el navegador, pero lo cierto es que, al hacerlo con frecuencia, "perderíamos funcionalidad", ya que buena parte de los sitios web nos exigirán volver a autenticarnos cada vez que los visitemos.

Otra gran preocupación para muchos usuarios -que alguna vez han visto cómo sus redes sociales les mostraban anuncios sobre temas que estaban comentando en voz alta poco antes- es cómo impedir que las cámaras y micros de nuestros dispositivos capturen datos que puedan comercializarse después.

"Tenemos que ir dispositivo por dispositivo: en las configuraciones, política de privacidad, si deseamos compartir o no datos", explica.