El número de infectados en el brote de A Mariña (Lugo) ha aumentado a 144 este miércoles tras detectar 23 positivos en solo 24 horas. Un brote que ha llevado a confinar a 14 municipios de la comarca, confinando a unas 70.000 personas.

Ante esta situación, diez alcaldes de este distrito sanitario han dirigido una carta a la Xunta de Galicia para pedir el aplazamiento de las elecciones, programadas para el 12 de julio.

Sin embargo, Alberto Núñez Feijóo, presidente gallego, considera que sería "una irresponsabilidad manifiesta" retrasar en este momento los comicios del próximo domingo.

Fernando Suárez, alcalde de Ribadeo, es uno de los regidores que ha solicitado este aplazamiento. Y es que, a su juicio, celebrar las elecciones en este estado "es una irresponsabilidad". "Si hace cuatro meses se cambió la fecha por una cuestión de salud, ahora tendría que ser igual", ha señalado en Más Vale Tarde.

"Van a votar unas 1.200 personas en colegios electorales de 150 metros cuadrados"

El dirigente del BNG considera que desde la Xunta "quieren mantener la situación lo más calmada posible para que la gente no coja miedo y vaya a votar". Por eso cree que el confinamiento decretado es de cinco días y no de dos semanas como se hacía durante el estado de alarma.

"Si hay 1.000 personas aisladas, es una irresponsabilidad que puedan ir a votar", ha destacado, apuntando que en los colegios electorales se van a producir nuevos contagios. "Van a entrar a votar unas 1.200 personas en centros de 150 metros cuadrados", ha apuntado.

"El voto es un derecho fundamental y hay que ejercerlo, pero ahora mismo por encima de político soy alcalde y creo no se dan las condiciones para que en esta comarca se puedan celebrar las elecciones", ha sentenciado en la entrevista.