"Pensé que era un hombre honesto, sabía que no era especialmente valiente, pero su comportamiento ha sido el de un hombre cobarde". Con estas duras palabras se ha referido el exvicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, al que hasta hoy había sido su socio, el presidente regional Alfonso Fernández Mañueco. Unas palabras con las que responde a su cese y el de todos sus compañeros de Ciudadanos en el Gobierno autonómico.

Y es que Igea se ha enterado de su cesa a través de una breve conversación telefónica, un gesto que no le ha gustado especialmente: "La persona que ha hecho esto es incapaz de mirarme a los ojos y comentármelo frente a frente", ha declarado en Más Vale Tarde.

Mañueco, además de cesar a todos los consejeros de CS, ha convocado elecciones anticipadas para el 13 de febrero. En MVT, Igea ha respondido a esta decisión con dureza y ha asegurado que con el señor Mañueco no puede ir en ninguna lista: "No volverá a ser presidente si depende de nosotros".

También ha calificado de "mentira" la justificación que Mañueco ha dado para cambiar al Gobierno, la de que Ciudadanos preparaba una moción de censura, algo que Igea ha negado con rotundidad.

Con todo, el exvicepresidente ha pedido a todos los representantes de Ciudadanos que gobiernen con el Partido Popular en otras zonas de Castilla y León que "no actúen por venganza". "Que no se les ocurra devolver la moneda, que piensen en el interés de los ciudadanos y se sitúen por encima. Ya estamos sobrados de indignidad y mentiras", ha añadido.

Por otro lado, Igea ya ha expresado su voluntad de reincorporarse al hospital en el que había trabajado antes de entrar en política.