Desajustes menstruales o aumento de pecho son algunos de los síntomas que están empezando a reportar mujeres que han recibido la vacuna. La doctora Olga Mediano, neumóloga y coordinadora SEPAR, aclara las dudas sobre esto en Más Vale Tarde, e indica que aunque hasta ahora hay "poca evidencia" científica, ya se ha puesto en marcha un estudio para analizar la coagulación y el ciclo de las mujeres antes y después de la vacunación.

Por el momento, una encuesta elaborada por la Universidad de Granada revela que más del 51% de las más de 5.000 mujeres entrevistadas habían presentado alguno de estos trastornos.

En este contexto, pone en valor la importancia de las redes sociales. "Muchas de las mujeres no habían reportado estos eventos adversos por los cauces legales, porque muchas veces se han banalizado o no se les ha dado la importancia que tienen. Pero es muy importante saber si están relacionados con la vacuna", indica.

De hecho, explica la experta, gracias a estos avisos en las redes y en las consultas médicas, "ya se ha dicho que no se deben de realizar mamografías de screeming en el periodo de vacunación para evitar falsos positivos". Conocer también si estos son nuevos síntomas de la vacuna puede evitar la necesidad de realizar pruebas de embarazo en aquellas mujeres en las que la menstruación se vea alterada.